El plan de viabilidad se ejecutará en cuatro fases:
A) Recopilación de datos

- Adquisición de información hidrogeológica

- Mediciones y análisis in situ

- Adquisición de información económica y análisis del sistema de producción

B) Anteproyecto técnico

- Identificación de las soluciones técnicas

- Análisis de costos

- Evaluación del impacto ambiental

C) Políticas de asociación

- Selección de socios

- Contenidos de las asociaciones

- Formalización  de acuerdos

D) Aspectos económicos e impacto general

Evaluación de los beneficios previstos

- Análisis de otras oportunidades comerciales vinculadas con la iniciativa

- Evaluación del impacto económico

- Elaboración del estado general de pérdidas y ganancias 

La primera fase, que representa la base analítica del plan de viabilidad, tiene como objetivo obtener toda la información pertinente para realizar un diseño técnico preciso y eficaz de la iniciativa y un análisis de la relación costo-beneficio. Las principales actividades abarcan: la identificación de las soluciones técnicas; la evaluación de los costos; y el análisis del impacto ambiental. La primera fase requiere competencia profesional técnica,  geológica y en materia de ingeniería.

La segunda fase tiene como objetivo diseñar el anteproyecto técnico de la construcción, incluida toda información pertinente para el análisis de su viabilidad.

La principales actividades abarcan: la recopilación de datos geológicos, o sea, tipo de territorio, factores de riesgo ambiental y características del ecosistema; mediciones y análisis in situ a cargo de misiones especificas equipadas con la instrumentación técnica adecuada; la adquisición de información “local”, como el sistema de producción, la disponibilidad de mano de obra especializada y no especializada, el marco económico, las obligaciones reglamentarias y los procesos de producción.

La segunda fase requiere competencia profesional técnica, geológica, socioeconómica y en materia de investigación aplicada.

La tercera fase tiene como objetivo examinar y seleccionar los contenidos y los interlocutores de las asociaciones italo-tunecinas,  cuyo fin es sacar provecho de todas las oportunidades comerciales que surjan con la ejecución del proyecto. Las principales actividades abarcan: la selección de socios; la definición de los contenidos de las asociaciones; la formalización de los acuerdos. La tercera fase requiere competencia profesional en materia de gestión, comercio y  derecho de sociedades.

La cuarta fase tiene como objetivo elaborar el plan comercial, teniendo en cuenta la evaluación de costos de la primera fase y los beneficios esperados de la operación. Las principales actividades abarcan: la evaluación de los beneficios previstos y de las nuevas oportunidades comerciales relacionadas con la iniciativa; la evaluación del impacto económico; la elaboración del estado general de pérdidas y ganancias. La cuarta fase requiere competencia profesional en la esfera macroeconómica y en materia de gestión empresarial y comercialización.

A
B
C
D

CO. RO. Lungotevere dei Mellini, 10 - 00193 Roma - C. F. 97800130581